Tag Archives: antigua

Segundo Domingo de Adviento

Segundo domingo de adviento
La servicialidad en la familia.

Para empezar: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se enciende la vela del domingo anterior, se apagan las luces y se lee el Evangelio de san Marcos 10, 43.45:
No ha de ser así entre vosotros; antes, si alguno de vosotros quiere ser grande, sea vuestro servidor; y el que de vosotros quiera ser el primero, sea siervo de todos, pues tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos.

32377_438097932906720_1773076212_n

 

-Esta es palabra de Dios.

-Te alabamos, Señor.

 

Vela:
Se enciende la segunda vela de Adviento.

Para reflexionar:
Guardar unos minutos en silencio y hacer la siguiente pregunta: En nuestro hogar ¿cómo nos ayudamos unos a otros diariamente? Cada miembro de la familia, si lo desea, puede responder en voz alta la respuesta.

Propósitos:
Después de la reflexión anterior, cada quien dirá cuál será su propósito a cumplir en la semana.

Para orar:
Padre, que nos has dado una familia en la que todos nos ayudamos y somos felices, te pedimos bendecir nuestros trabajos y tareas de todos los días para que cumplamos con más ganas y alegría la tarea que nos toca hacer a cada uno de los miembros de esta familia en nuestro hogar. Amén.

Para terminar:
Todos los miembros de la familia se toman de las manos y rezan juntos un padrenuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Advertisements

Primer Domingo de Adviento

Primer Domingo de Adviento
El amor familiar.

Para comenzar: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se apagan las luces y se lee el texto de San Juan 3, 7-11:
Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios. Y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió a su Hijo único. A Dios nadie lo ha visto nunca, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros.

484205_10151102567341846_1038460092_n

-Esta es palabra de Dios.
-Te alabamos Señor.

Oración:
Que esta corona nos ayude a preparar los corazones de cada uno de los que formamos la familia para tu llegada el día de Navidad.

Vela:
Encender la primera vela recordando qué significa penitencia, conversión de corazón.

Para reflexionar:
Hacer la siguiente pregunta ¿Cómo hemos amado este año en nuestra familia? El que desee responder en alto, lo puede hacer.

Propósitos:
Después de la reflexión anterior, cada miembro de la familia dirá cuáles serán sus propósitos para mejorar y hará un compromiso para cumplirlos durante la semana.

Oración:
Dios Padre, gracias por darnos una familia. Te pedimos que, ahora que comienza el adviento, en nuestra familia podamos demostrarnos el amor que nos tenemos y vivamos cada día más unidos. Te pedimos llenar nuestro hogar de tu amor divino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Para terminar:
Todos los miembros de la familia se toman de la mano y rezan juntos el Padre nuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Virgen del Socorro

elevación

El proyecto Virgen del Socorro: Hogar de niños y adultos especiales está ubicado en la Aldea San Juan del Obispo, Km 46.2 Carretera a Santa María de Jesús. Su construcción dio inicio el 14 de agosto 2013 y se realiza en un área de 40,000m2. El propósito de éste es dar hogar a las personas que habitan de forma permanente las actuales instalaciones de Obras.  Allí se les proporcionará cuidados especiales, atención médica, apoyo espiritual y entretenimiento en un ambiente cálido y confortable.

Adicionalmente, Virgen del Socorro contará con espacios para atender a personas de las comunidades aledañas y del interior del país, que necesiten consultas médicas.

Las instalaciones constarán de cinco edificios, dos destinados a dar albergue y atención a los pacientes permanentes, uno para clínicas de consulta externa y especializada, otro para administración y servicios del complejo y el último, para la residencia de retiro destinada a los frailes Franciscanos. Una iglesia coronará el complejo.

La edificación está conectada, en su totalidad, mediante una serie de rampas, gradas y elevadores que permiten la libre circulación de los pacientes, visitantes y personal. De esta manera, todos pueden disfrutar del uso de las instalaciones sin complicaciones.

Realizar el proyecto es posible gracias a varias personas y empresas que se han unido a la construcción del proyecto aportando, según sus recursos, material de diferente tipo.

Virgen del Socorro: Hogar de Niños y adultos especiales albergará pacientes a partir del tercer trimestre del 2014.

Historia de las Obras del Santo Hermano Pedro

DSC_0881Las actividades iniciaron en 1981 bajo la dirección de Fray Guillermo Bonilla Carvajal, quien daba consultas en un dispensario en el Calvario y asistía en su casa a los enfermos que no tenían familia o quién los cuidara. Para esto contó con la colaboración de  un grupo de jóvenes. Estos se convirtieron en los primeros voluntarios con que contó la Obra y con quienes,  al año siguiente, fundó el grupo Tenerife,  llamado así en honor a la ciudad en donde nació el Santo Hermano Pedro.

En 1982 se formó  un comité para fundar la Casa de Convalecientes Hermano Pedro, la cual fue inaugurada en una casa alquilada el 16 de marzo de 1983 con 12 camas para los enfermos.

El 18 de Julio de ese año, se solicitó al señor Alcalde Municipal el antiguo Hospital Pedro de Betancourt, el cual había sido destruido por el terremoto de 1976, para poder trasladar la Casa de Convalecientes. Más adelante, el 21 de Septiembre, en el acta No 75-83 de la corporación municipal de la Antigua “se concede una parte que se delimitara para establecer allí la Casa de Convalecencia   y servicio social en donde se dará el ultimo tratamiento de los enfermos que sean dados de alta en el Hospital Nacional  de esta Ciudad y otros que por alguna circunstancia económica o de higiene no puedan seguir su tratamiento o curación en su propia casa.” La reconstrucción del edificio era responsabilidad de los solicitantes.

DSC_1148

Se efectuaron los trabajos de reconstrucción del área asignada y, el 12 de Febrero de 1984, fueron trasladados los enfermos de la casa particular en donde se encontraban. Al día siguiente fue inaugurada la Casa de Convalecientes Hermano Pedro en el lugar que actualmente ocupa la Obra.os enfermos que sean dados de alta en el Hospital Nacional  de esta Ciudad y otros que por alguna circunstancia económica o de higiene no puedan seguir su tratamiento o curación en su propia casa.” La reconstrucción del edificio era responsabilidad de los solicitantes.

A partir de allí, se dio inició a la inauguración de múltiples Hogares y proyectos que, hoy en día, forman parte de los servicios que brindan las Obras del Santo Hermano Pedro.

En 1994,  bajo la dirección de Fray Giuseppe Contran, se inician dos programas importantes:

  •   Programa de Oftalmología, completamente gratuito, orientado a la recuperación de la visión en aquellos pacientes que presentan disminución severa de la misma por la presencia de cataratas, en quienes parte del proceso           quirúrgico es la implantación de lentes. En la actualidad este programa realiza un promedio de 200 cirugías al mes y se realiza durante 11 meses y ha ampliado su cobertura realizando  jornadas en comunidades rurales en donde lleva a cabo consultas y procedimientos quirúrgicos

 

DSC_2742

  •  Programa de Jornadas Quirúrgicas que se desarrollan con el apoyo de médicos nacionales y médicos e instituciones de países como Estados Unidos, Canadá, España e Italia. En un principio las jornadas eran ocasionales y se realizaban un promedio de 15 operaciones a la semana. En la actualidad, las Jornadas se realizan de manera constante durante 11 meses y se realiza un promedio de 98 intervenciones por semana. En estas se logra proporcionar a los pacientes cirugía de alta calidad, utilizando tecnología moderna, solicitándoles una  donación que no cubre el costo real del procedimiento y que, en ningún caso, la falta de la misma será obstáculo para su realización.